¿Qué es Yoga y que tipos hay? Yoga y Viajes

Cómo practicar Yoga en casa y que no te invada la pereza

Muchas veces, nos excusamos a nosotros mismos de que no realizamos ninguna actividad física o incluso yoga por que no disponemos de tiempo.

Y es que cada vez tenemos una vida más activa y ocupada. El trabajo, los niños, las obligaciones de casa, vamos que al final, no nos queda tiempo para nosotros mismos, para dedicarnos esos minutos a nosotros y a nuestro interior, algo que yo considero muy necesario para sentirnos bien y afrontar todas las demás tareas diarias con una sonrisa y sin estrés.

También cabe recordar que los horarios del centro de yoga que tienes cerca no te encajan muy bien porque, teniendo tantas cosas que hacer al cabo del día, no sabes ni como encajarlo en tu horario. Ya que además del tiempo de practica, que sería 1:15 horas o 1:30 aproximadamente, debemos contar, el tiempo que te preparas antes de la clase y después, y ahora mi pregunta, siendo yoga, una de las actividades en las que sólo necesitas tu cuerpo y tu mente (y una esterilla por supuesto), ¿Por qué no practicar en casa?

Debo decir que para mi no fue una tarea fácil hacer yoga en casa, pero una vez que comienzas y sobre todo, te respetas, todo empieza a cambiar.

Al principio comenzaba con mi práctica, y enseguida me dispersaba, escuchaba un ruido, mi gato pasaba por encima de la esterilla, la lavadora terminaba y comenzaba a pitar, vamos que menos estar en lo que estaba, estaba en todo. Cualquier mosca era más importante que mi practica.

Esto me afectaba con frustración, me bloqueaba y al final evitaba ponerme sobre la esterilla en casa por que lo entendía como una perdida de tiempo. Ahora todo ha cambiado.

Comencé por no juzgarme, por respetarme, si conseguía 5 minutos, eran perfectos, hasta que finalmente consigo hacer mi práctica completa.

He aprendido a profundizar justo hasta donde necesito en ese momento, a dejarme llevar a lo que mi cuerpo necesita, y ahora logro estar feliz con mi practica, incluso aun siendo habitual que asista a clase por que mis horarios me lo permiten, me gusta también practicar en casa.

Practicando en soledad aprendes mucho de ti, nada de comparaciones, nada de competiciones, aprendes que tu practica es sólo tuya y que no importa si tu compi de al lado ha conseguido “bakasana” y tu no. Ese es el crecimiento que te trae Yoga, o uno de ellos, fuera EGOS.

A mi me encanta, cuando estoy en casa, me siento cargada o saturada, estrenada o distraída, abro mi esterilla, y todo vuelve. Mi energía es otra, mi mente ha bajado su actividad, mis músculos están relajados, ahora si puedo escribir ese artículo que tanto me costaba y no sabía por donde empezar.

Si te sientes identificado con mis experiencias y no sabes como hacer para conseguir estar centrad@ en tu práctica, te dejo unos consejos para romper con la pereza y el miedo al practicar yoga en casa.

  • Abre tu esterilla, da igual el lugar, solo que sea un espacio libre de enredos, no necesitas más.
  • Enciende una vela o un poco de incienso.
  • Cambiate de ropa y ponte algo muy cómodo.
  • Comienza a respirar profundamente y a tomar conciencia de ti, deja atrás esos problemas de la oficina, los niños, tu pareja o la compra del supermercado, ahora solo importas tú. Dedícate estos minutos.
  • Ponte sobre la esterilla, y fluye…

Si eres principiante y no sabes la secuencia del saludo al sol o no tienes práctica en las asanas, te recomiendo que busques algún video en Youtube y sigas una practica guiada.

¿Y tú?, ¿Practicas en casa?

Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Namaste

Y recuerda, ¡Compartir es vivir!

NUESTRA ONLINE SHOP

¿Quieres viajar barato?

SÍGUEME EN FACEBOOK

SUSCRÍBETE

ÚLTIMOS POSTS

CATEGORÍAS

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.