Entrevista a Nacho Kaleta

Hace unos meses conocí a Nacho, yo asistía a uno de sus talleres de Ashtanga en Elche. Debo decir que me enamoró su forma de transmitir, de ajustar y compartir.

El es de Oviedo. Hace muy poco que ha abierto su propia escuela así que ya estoy buscando la oportunidad para hacerme un viaje al norte de nuestro país.

Tras conocerle y poder disfrutar de una clase suya, supe que quería hacerle una entrevista por tanto que me transmitió.

Por ello aquí la tienes. Estoy convencida de que buscarás sus próximos eventos para conocerle y disfrutar de la esencia que transmite…

Nacho, ¿Que es para ti Yoga?

Yoga es una filosofía que explica su punto de vista acerca de la comprensión de uno mismo y del mundo fenoménico que nos rodea. Se fundamenta sobre otra filosofía hermana llamada Sankhya cuya base es teórica, mientras que el Yoga es una filosofía práctica. Hay muchas metodologías cuyo fin es comprender y trascender lo que nos explica esa filosofía hermana llamada Sankhya.

¿Y Ashtanga?

Ashtanga es una de esas metodologías, las ocho ramas recopiladas en los sutras del sabio Patanjali.

En la tercera rama, asana, encontramos todos los estilos de yoga como pueden ser hatha (Ashtanga, Iyengar, Yin yoga, rocket…todos pertenecen al sistema del Hatha yoga), tantra, nada yoga, entre otros…

Parece que esto del Yoga lleva un tiempo siendo una moda, ¿Que opinas?

No creo que sea una moda sinceramente, las modas viene y van, el yoga ha llegado para quedarse entre nosotros. No conozco ninguna otra tradición que se haya implantado tanto como lo ha hecho el yoga en culturas ajenas a la India. Ahora prácticamente puedes encontrar una sala de yoga en cada barrio.

¿Cómo fue lo de ser profesor?

Cuando empecé con el yoga nunca pensé en transmitirlo. Fue con el paso de tiempo y de la práctica donde nació el interés por compartirlo. Probé y me enamoré.

¿Donde has recibido tu formación?

He tenido la suerte de tener muy buenos profesores pero los que más me han llegado con sus enseñanzas fueron Kamal Singh y Sunil Sharma. Director y profesores de Tattvaa Yoga Shala, en Rishikesh, India.

¿Prácticas alguna dinámica además de Ashtanga?

Depende del día, unos días trabajo desde la dinámica del Ashtanga, otros desde la observación más estática del cuerpo y de la mente. Pranayama, meditación…

¿Cómo es tu día a día?

No tengo un día a día fijo. Depende de muchos factores.

Intento ponerme sobre la esterilla y hago lo que surja, desde simples saludos al sol como una práctica más profunda. Otros días solo hago pranayama y otros ambas. Depende de como me sienta, de la estación, de la hora a la que practique. Otros días simplemente descanso.

¿Como te visualizas en 5 años?

Directamente no lo hago. Intento educar a la mente para que no se proyecte demasiado en el futuro. Me centro en el día a día, hacerlo lo mejor que puedo en los distintos aspectos de la vida. Si lo hago bien aquí y ahora los resultados serán positivos dentro de 5 años. Causa y efecto, es simple.

Hace muy poco abriste tu escuela en Oviedo, ¿Seguirás además por todo el mundo impartiendo clases?

Ahora toca centrarse en el barrio, en la comunidad. Es bonito impartir clases a tus vecinos, ver como la práctica les ayuda a sentirse y estar mejor con los suyos.

Seguiré impartiendo talleres por España, de momento Asia tendrá que esperar…

¿Como es para ti trabajar viajando?

Es un privilegio, conoces sitios nuevos, desconectas de la rutina y encuentras gente maravillosa.

Nuevas culturas, pensamientos diferentes y otras formas de entender la vida.

Todo es aprendizaje.

He leído que impartes clases en Rishikesh (India), ¿Qué diferencias encuentras enseñando en India en comparación con España?

Así es, tuve la suerte de poder impartir clases en Tattvaa Yoga de la mano de mis maestros.

Me siento muy afortunado.

A la India vienen practicantes de todo el mundo, principiantes y avanzados. Un lujo poder aprender y desarrollar la enseñanza con ellos. Cada uno tiene un cuerpo y una mente diferente, te obliga a observar y a entenderlos a todos. Es un reto muy bonito y productivo.

Ahora que llevas unos años como profesor, ¿Que piensas de esta profesión?, ¿Que es lo que más te gusta de tu profesión?, ¿Y lo que menos?

Ser profesor es una profesión bonita, debe ser tomada seriamente. Especialmente en yoga que trabajamos a nivel mental, emocional y físico, debemos ser cuidadosos. Cada uno viene al estudio con sus circunstancias de vida y es importante mantener eso en mente. Encontrar la manera en la que cada uno entiende las cosas y saber transmitirlo. No todos somos iguales, creo que un buen profesor es aquel que tiene la habilidad y la empatía de encontrar esa forma en la que los alumnos y alumnas entiendan.

Lo que más me gusta es ver como la gente evoluciona positivamente, con sus subidas y bajadas pues son parte del proceso. Escuchar como el yoga mejora la vida de ellos y ellas es muy bonito. Esa es la finalidad después de todo.

No me viene nada a la mente que me disguste realmente. Las cosas son como son porque así tienen que ser. Si no salen de otra forma es porque aún no es el momento. Lo que pasa es que proyectamos lo que creemos que debería ser acorde a una estructura ética y mental que tenemos, y en el momento que las cosas no se alinean con esa estructura decimos que está mal o que no nos gusta. Es legitimo pero no es mi camino.

En España; Asthanga es algo desconocido, ¿A que crees que es debido?

Bueno, depende de que parte de España. Yo creo que en el norte de España el Ashtanga vinyasa yoga es más popular que en el sur o en la parte mediterránea. Tal vez por el clima y la idiosincrasia de cada región.

En un clima frío como el cantábrico una práctica dinámica es muy agradecida pues el movimiento genera un montón de calor.

En Asturias el Ashtanga es muy popular debido a que el primer profesor autorizado de España fue Tomas Zorzo, de Oviedo. Lleva muchos años y ha creado escuela.

¿Que le dirías a alguien que está empezando a practicar Yoga o que piensa en hacerlo?

Que no se olviden de los yamas y niyamas, con la práctica nuestra energía aumenta. Es importante saber hacia donde dirigirla. Tanto yamas como niyamas son una buenísima referencia.

Que entienda la práctica de yoga como una práctica de la mente, que no la malinterprete como algo meramente físico. Que observen todo el tiempo a la mente que ejecuta la acción. Solo a través de una mente con atención plena puede surgir la acción correcta.

Que la respiración es la clave del yoga, mucha gente no presta demasiada atención a ello y entonces los resultados no son tan beneficiosos.

Que no se comparen con nadie, ni compitan.

Que sean compasivos con ellos y ellas mismas cuando algo no sale como se esperaba, simplemente no era el momento adecuado. Todo llega…o no, no es lo importante.

Muchas gracias Nacho y nos vemos muy pronto…

Si es que es un amor, si te ha contagiado leyéndole, imagina en una de sus clases.

Bueno, voy a dejar que lo descubras por ti sal@,

Aquí os dejo su Facebook y su página web para que podáis seguir todos sus movimientos y asistir a los eventos que tengáis cerca, ya que por suerte seguimos viéndole por toda España.

Facebook: Satya Yoga

Web: Satya Yoga

Los eventos más próximos serían en Elche, Barcelona, Madrid… síguelo y estarás informad@.

Y como siempre digo, ¡Compartir es vivir!

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NUESTRA ONLINE SHOP

¿Quieres viajar barato?

SÍGUEME EN FACEBOOK

SUSCRÍBETE

ÚLTIMOS POSTS

CATEGORÍAS

ÚLTIMOS POST